Cómo prevenir el moho en el baño o quitarlo si ya ha aparecido

¿Hay manchas negras en el baño y quieres eliminarlas y evitar que reaparezcan? Aquí te contamos cómo prevenir el moho en el baño y quitarlo de forma fácil.

El moho aparece en el baño debido a la gran cantidad de humedad que se concentra en esta estancia, al calor y a la poca ventilación. Todo esto proporciona las condiciones adecuadas para que estos hongos proliferen dando como resultado un aspecto ennegrecido allí donde han crecido. El moho no solo es un problema estético, sino que puede desencadenar enfermedades, por ello conviene prevenir su formación y, si ya se ha formado, eliminarlo rápidamente. ¿Te preguntas cómo quitar el moho del baño?

En este artículo te explicamos cómo prevenir el moho en el baño y quitarlo si ya ha aparecido.

Cómo prevenir el moho en el baño

El moho suele verse como manchas negras, sobre todo en las juntas de los azulejos, así como la silicona, pero también se puede localizar en la pared, en el techo y en los desagües. ¿Pero cómo evitar la aparición de moho en el baño? Te recomendamos seguir estos consejos:

Mantén una higiene profunda en el baño

  • Un limpiador para baño no es suficiente para evitar la aparición de moho. Para prevenir la aparición de moho no es suficiente con limpiar, ya que los limpiadores generales de baño no matan el moho que puede proliferar y aparecer en forma de manchas negras. Si realmente quieres evitar su aparición debes usar un limpiador desinfectante para baños con eficacia fungicida, como Sanytol limpiador desinfectante baños, que no solo limpia y desinfecta sino también evita la aparición de moho gracias a su eficacia específica contra este hongo. Además, tiene poder antical y elimina las manchas de suciedad y jabón fácilmente, con lo que puedes usarlo para limpiar todo el baño.
  • Para evitar el moho en el baño ventila todo lo posible. Ventilando bien podrás prevenir la acumulación de humedad y de calor. También puedes ayudarte de un deshumidificador. Si tienes extractor, úsalo siempre después de las duchas.
  • Evita la condensación procurando que el contraste entre la temperatura del agua y la del ambiente no sea excesivo. Por ejemplo, puedes mantener la puerta abierta mientras te duchas. También puedes secar los azulejos, champús y demás utensilios mojados
  • Seca tras las duchas los sitios donde se acumula el agua, pues es allí donde el moho suele aparecer con más frecuencia. Juntas de baldosas, bañera, ducha, lavabo, pie de WC y también en las cortinas y alfombrillas antideslizantes. En estos elementos de tela, también se puede pulverizar Sanytol baños una vez a la semana para evitar la aparición de manchas negras.
  • Asegúrate de que la mampara o cortina de ducha está en buen estado y no está dejando que salga agua fuera de la bañera.
  • Vigila posibles filtraciones de agua.
  • No acumules ropa húmeda o mojada.
  • Para evitar el moho en las cortinas del baño, desinféctalas con regularidad, al igual que las toallas.
  • Usa distintos paños: uno para el inodoro, otro para la ducha o bañera, etc. Incide en especial en las esquinas y en los lugares de más difícil acceso, porque en ellos es más fácil que se acumule la suciedad y humedad.
  • Recuerda que también es importante la frecuencia de la limpieza para prevenir la aparición de moho. Así, se recomienda realizarla una vez a la semana.

Cómo eliminar el moho en el baño

Si en tu baño has descubierto las manchas negras que delatan la presencia de moho o percibes un desagradable olor a humedad, la recomendación es eliminarlo cuanto antes. ¿Cómo quitar el moho de la ducha, la silicona de la bañera, la goma de la mampara o cualquier otra superficie del baño? Repasamos los pasos a seguir para deshacerse del perjudicial moho cuando ya ha aparecido:

  1. Escoge un producto para blanquear.
    Para eliminar las manchas de moho, deberás usar un producto con acción blanqueante como la lejía concentrada. Asegúrate de que sea un producto eficaz para acabar con el moho y que no va a dañar las superficies.
  2. Aplica el producto sobre el moho.
    Sigue las instrucciones del fabricante para su aplicación y comprueba que llega a todos los rincones, pues el moho suele acumularse en lugares difíciles, como las esquinas o los bordes.
  3. Déjalo actuar.
    Deja que haga su trabajo el tiempo que marque el fabricante, o en su defecto unos 15 minutos, sobre todo en las zonas con manchas más difíciles.
  4. Frota con un estropajo o un cepillo de dientes usado y aclara.
    Algunos productos se tienen que aclarar con agua, mientras que otros se pueden dejar secar directamente, sin tener que hacer nada más que extenderlos bien sobre la superficie afectada.

Te puede interesar