10 preguntas clave sobre la higiene de tus manos

Lavarse a las manos es uno de los principales hábitos de higiene para mantener un buen estado de salud. Esta rutina tiene como objetivo no contraer gérmenes y no propagárselos a los demás, siendo una de las mejores formas de protegerse de bacterias, hongos y virus, que se eliminan gracias al agua con jabón o el gel desinfectante.

A continuación, encuentra respuestas a preguntas frecuentes y curiosidades sobre el lavado de las manos y el uso de desinfectante de manos.

1. ¿Qué es la higiene de las manos?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la higiene de manos es el conjunto de métodos y técnicas que remueven, destruyen y reducen el número y la proliferación de los microorganismos en las manos.

 

2. ¿Por qué es importante la higiene de manos?

El contacto con otras personas, superficies y objetos a lo largo del día hace que se acumulen gérmenes en las manos y, lavárselas con jabón o gel desinfectante frecuentemente, es la forma más sencilla y eficaz para evitar la propagación.

Por lo tanto, lavarse las manos de forma correcta es la primera línea de defensa contra la propagación de muchas enfermedades, entre las cuales destacan desde un resfriado común hasta enfermedades más graves, como la meningitis, la bronquiolitis, la gripe y la hepatitis A, entre otras.

 

3. ¿Quién debe lavarse las manos? 

Todos. Es importante mantener una rutina de lavado de manos, tanto los más pequeños de la casa como los adultos.

El lavado de manos, además, es especialmente importante para aquellas personas que se dedican a la atención sanitaria y/o están al cuidado de niños o mayores. Esta simple tarea aplicada de forma correcta es una medida que estos deben realizar para prevenir una infección.

 

4. ¿Cuándo hay que realizarla?

Es recomendable tener una rutina de higiene de manos frecuente. En concreto, los momentos más relevantes que debe incluir este hábito son los siguientes:

  • Antes, durante y después de preparar la comida.
  • Antes y después de curar un corte o una herida.
  • Antes de tocarte los ojos, la nariz o la boca.
  • Después de ir al baño.
  • Después de sonarte la nariz, toser o estornudar.
  • Después de tocar a un animal, alimentos para animales o recoger excrementos de animales.
  • Después de tocar la basura.
  • Después de estar en un lugar público.
  • Si tiene las manos visiblemente sucias o engrasadas

 

5. ¿Qué es mejor, lavarse o desinfectarse las manos?

Lavarse las manos con agua y jabón o desinfectarlas con gel de base alcohólica depende de la suciedad de estas.

Cuando las manos están sucias de restos materiales deben lavarse con agua y jabón, ya que este último facilita la eliminación de la suciedad. Por otro lado, cuando las manos están contaminadas, pero no hay suciedad visible, se debe aplicar el desinfectante que esté recomendado por la AEMPS, ya que los antisépticos eliminan un mayor número de microorganismos.

 

6. ¿Cuánto tiempo tarda en realizarse la higiene de manos?

La duración de la frotación del lavado de manos con agua y jabón debe ser de aproximadamente 15-20 segundos. A este tiempo también se le debe sumar el necesario para enjuagar el jabón utilizado y el posterior secado de las manos.

Los especialistas recomiendan frotar con jabón antibacterial todas las áreas de las manos: las palmas, el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas. Con este producto específico se conseguirán eliminar todos los microbios y sustancias químicas dañinas que haya en la superficie de la piel, de manera más rápida. Por lo contrario, si el tiempo de lavado es menor y/o el jabón no es el adecuado, no se eliminarán todos los microbios.

 

7. ¿Cómo el agua y jabón consigue eliminar los microbios y sustancias químicas?

La combinación del agua y el jabón antibacterial, junto con la fricción de las manos, crea una espuma que atrapa y elimina los microbios y las sustancias de las manos. Es por este motivo que es recomendable mojar las manos antes de aplicar el jabón, ya que ayuda a generar una espuma más abundante y consistente.

Más concretamente, y a diferencia de los jabones estándares, la espuma del jabón antibacterial genera focos de micelas que atrapan y eliminan microbios, sustancias químicas dañinas y suciedad de las manos.

Finalmente, al enjuagarse las manos con agua nueva, los microbios y las sustancias químicas se van por el desagüe.

 

8. ¿Qué factores deben tenerse en cuenta para evitar perjudicar la piel de las manos?

Uno de los factores más importante para evitar problemas en las manos es que estas queden perfectamente secas al finalizar el procedimiento de limpieza.

En el caso de lavarse las manos con agua y jabón, se deberá disponer de toallas o papel suficiente para hacerlo. De la misma manera, cuando la higiene se realiza con un preparado de base alcohólica, se deben friccionar las manos hasta que el preparado se haya secado por completo.

 

9. ¿Cómo debo secarme las manos después de realizar la higiene de manos?

Las preferencias de los expertos para secar manos son utilizar una toalla limpia y/o un secador de manos. Ambas son maneras eficaces para absorber los residuos de agua de la higiene de manos y eliminar los microbios que se encuentran en ellas.

En este sentido, las toallas reutilizables únicamente se contemplan como una opción práctica en el hogar. Se deben cambiar cuando estén visiblemente sucias y antes de que se forme moho por la humedad que vaya quedando.

Por último, los microbios se propagan más fácilmente cuando las manos están húmedas, de manera que es importante asegurarse que quedan completamente secas, independientemente del método que utilice

 

10. ¿El uso de guantes puede sustituir a la higiene de manos?

El uso de guantes no sustituye la higiene de manos que cada uno debe mantener. En el caso de utilizar guantes se deberán cambiar frecuentemente – en el caso de personal sanitario se hará con el cambio de paciente – y, cada vez que esto ocurra, la persona deberá realizar la higiene de manos correspondiente.

Te puede interesar