Paso a paso: descubre cómo mantener una correcta higiene de manos

Lavarse las manos y mantener una buena higiene es una tarea muy fácil, pero muchas veces difícil de adquirir como rutina. Esta es una de las maneras más eficaces para prevenir la propagación de microbios y, por lo tanto, de enfermedades. Para interiorizarla en el día a día se puede utilizar el jabón o el gel desinfectante.

Ambos métodos consiguen unas manos limpias que detienen la transmisión de estos microorganismos de una persona a otra. Concretamente, en el caso del lavado de manos con agua y jabón, la importancia recae en la generación de espuma, la cual forma focos de micelas que atrapan y eliminan los microbios, las sustancias químicas dañinas y la suciedad.

Entre los espacios más comunes de transmisión de bacterias se encuentran el hogar, el lugar de trabajo, los colegios, los baños públicos y los hospitales.

De esta manera, para lavarse correctamente las manos con agua y jabón cuando estas estén visiblemente sucias, se deben seguir los siguientes seis pasos.

  1. Mojarse las manos con agua corriente limpia y cerrar el grifo.
  2. Dosifica el tamaño de una avellana (6ml) sobre las manos.
  3. Frotarse las manos con el jabón hasta que haga espuma y, posteriormente, asegurar fregar por la parte de atrás de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.
  4. Restregarse las manos durante al menos 15-20 segundos.
  5. Enjuagarse bien las manos con agua corriente limpia.
  6. Secárselas con una toalla limpia o al aire hasta que no quede ningún rastro de humedad.

 

Por otro lado, el gel hidroalcohólico es la mejor opción si te encuentras fuera de casa. Sanytol, con su fórmula superior elimina el 99,9% de las bacterias, hongos y virus en 30 segundos. Entre ellos destaca el de la gripe H1N1, la Vaccinia y el del herpes, además del Coronavirus Humano 229E y Coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19).

Para aplicarlo se deberán seguir los sencillos siguientes pasos:

  1. Aplica el producto en la palma de una mano.
  2. Frotar las manos entre ellas.
  3. Dejar secar el producto sobre todas las superficies de las manos y los dedos hasta que no quede ningún rastro.

Te puede interesar