¿Cómo organizar tus zapatos?

organizar zapatos

Mantener el orden en el hogar es muy importante, porque estando cada cosa en su sitio será muy fácil que lo encuentres, pero además porque donde hay orden es más fácil que haya una correcta limpieza.

Algo que suele traernos de cabeza en muchas ocasiones en cuanto al orden en casa se refiere son nuestros zapatos. Muchas veces acaban en cualquier hueco o espacio que no está pensado para ellos, con el consiguiente desorden y falta de higiene. Además del tiempo que puedes perder cuando quieras buscar el par de zapatos que quieres ponerte o, mucho peor, solo encuentres el zapato de un pie pero no sabes dónde puede estar el otro.

Para que tus zapatos estén siempre ordenados y puedas localizarlos fácilmente, te damos 4 consejos que puedes tener en cuenta a la hora de organizar tus zapatos:

4 consejos para organizar tu calzado:

1- Antes de guardar y organizar tus zapatos estos han de estar limpios y desinfectados.

Nuestro calzado, al estar en contacto directo con la suciedad del suelo de la calle y al tener contacto también con el sudor de nuestros pies, tienen muchas posibilidades de contraer microorganismos. Es muy importante desinfectar el interior del zapato, ya que se acumulan un gran número de gérmenes y bacterias que pueden entrar fácilmente en contacto con nuestra piel y además son los causantes de malos olores. Para desinfectarlos, usa Sanytol Desinfectante Calzado.

Pulverizando este producto en el interior del calzado eliminarás hasta el 99,9% de bacterias como el Staphylococcus epidermidis, virus y otros hongos que causan problemas de salud como la tiña del pie o el pie de atleta. Al acabar con todos estos microorganismos conseguirás también eliminar el mal olor en tus zapatos.

Debemos realizar esta desinfección a lo largo de todo el año, pero sobre todo en verano, ya que es cuando más sudamos y más pueden darse este tipo de problemas.

Sanytol desinfectante calzado
Limpia y desinfecta tus zapatos antes de guardarlos

2- Busca un espacio para guardarlos, si es posible aislado del resto de la ropa. Puedes utilizar un armario zapatero, pero ten en cuenta que cada armario zapatero tiene una capacidad máxima, si los utilizas para guardar más calzado de la cuenta puedes dañarlo.

Otra alternativa es usar repisas. Puedes utilizar baldas que no estén cerradas en armarios para colocar tus zapatos. La ventaja de esta opción es que tu calzado siempre estará aireado y permitirá una mejor ventilación.

3- Rellena los zapatos con papel, así no perderán su forma original. Utiliza papel sin ácido para que no los dañe, no es recomendable usar papel de periódico ya que este podría manchar los zapatos.

4- Ordénalos por temporadas y, si puedes, guárdalos en su caja original para que se conserven mejor y no pierdan la forma, sobre todo si los vas a guardar durante un tiempo largo.

Te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies